Vestiduras Litúrgicas para el Papa Francisco están listas

Vestiduras Litúrgicas para el Papa Francisco están listas

ATENCIÓN CARTAGO
Vestiduras Litúrgicas para el Papa Francisco están listas

Bogotá, agosto 28 de 2017.- Este martes 29 de agosto, en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia, el Comité Ejecutivo de la Visita Apostólica del Papa Francisco, presentará con la diseñadora Mercedes Salazar y la periodista y experta en moda, Pilar Castaño, los pormenores del proceso creativo y de elaboración de las vestiduras litúrgicas que utilizará su Santidad en las Eucaristías que presidirá en las cuatro ciudades.

La rueda de prensa se cumplirá a las 10 de la mañana con la participación del director del Comité de Liturgia, Padre Juan David Muriel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DIDIER ANDRÉS – DEJASTE A MI MADRE

DIDIER ANDRÉS – DEJASTE A MI MADRE

Didier Andrés, a sus siete años incursiona en el mundo de la música popular con una bonita canción composición del reconocido cantautor Jorge Luis Hortua, titulada “Dejaste a mi madre”, canción que fue grabada en la ciudad de Medellín en los estudios de Jhon Fernando Pulgarin, con la dirección en grabación de Arelys Henao, la reina de la música popular.
Didier Andrés en esta hermosa letra lleva un bonito mensaje para aquellas madres solteras que sin tener el apoyo de esa figura paterna luchan cada día por salir adelante y se convierten en padre y madre demostrando su valor y amor por sus hijos y a la vez de muy buena manera también hace un llamado de atención para aquellos padres que sin importarles nada abandonan a sus hijos y luego cuando regresan a enmendar su error estos ya han crecido y se dan cuenta que han perdido ese amor tan grande y sincero como lo es el de un hijo para su padre y escuchan estas palabras que llegan al corazón.
“No es que tenga odio contigo es que no te necesito hoy vivimos muy tranquilos pues nos tenemos los dos y aunque no hayan abundancias la pasamos muy contentos nuestro amor es muy sincero nadie nos causa dolor”, dice la canción que interpreta magistralmente Didier Andrés.